La Bóveda: Richie Sambora

La relación Jon Bon Jovi – Richie Sambora forma parte de la gran saga de historias de conflicto que surgen al interior de un combo de rock.  Mick Jagger-Keith Richards, Axl Rose-Slash, Dave Lee Roth-Eddie Van Halen  o Chris-Rich Robinson son algunos de los otros casos que ponen en evidencia la siempre tirante relación entre el frontman y el guitar hero.

En la actualidad, Sambora ya no forma parte de Bon Jovi –partió del grupo hace más de 2 años- y tal parece que se encuentra abocado en la producción de su enésimo lanzamiento como solista. Esta entrevista, extraída de las páginas de la fenecida revista norteamericana Hit Parader, recoge un momento muy particular en la vida de Richie hace 24 años. Por aquella época, el guitarrista promocionaba su primer álbum en solitario tras su primer alejamiento de la famosa banda de New Jersey. ¿Coincidencias con tiempos actuales? Juzguen por ustedes mismos.

Origen del artículo: HIT PARADER – Autor: Rickie Simms – Fecha de publicación: Enero 1992 – Traducción: Paco Chuquiure

Cuando Richie Sambora era pequeño jamás hubiera imaginado que alcanzaría la cima del mundo del rock antes de cumplir los 30 años. Pero a pesar de toda la fama y fortuna acumulada como miembro de Bon Jovi, este maestro de las seis cuerdas ha logrado, recientemente, cumplir su sueño de infancia con el lanzamiento de su ópera prima en plan solista, Stranger In This Town.

“Componer este disco ha significado hacer realidad mis sueños de infancia”, dice Sambora. “Estoy seguro que allá afuera hay muchos chicos que escuchan álbums –tal vez alguno de Bon Jovi- y que se imaginan la experiencia de tocar junto a esos músicos. Bueno, yo también tuve esos sueños. Solía escuchar la grandiosa guitarra de Clapton en Cream y soñaba tocar como él. Parecía una ilusión muy lejana en aquella época, pero ocurre que hace unos pocos años atrás ambos nos conocimos en el International Rock Awards y traté de mantenerme en contacto con él. Cuando decidí grabar Stranger In This Town le escribí una carta e, incluso, tuve el coraje de rogarle para que toque en el disco. Sinceramente, no pensé que aceptaría, pero lo hizo. ¡Y lo hizo gratis! Observar a Eric Clapton tocar un solo de guitarra desde la cabina de grabación ha sido una de las experiencias más increíbles de mi vida. Me sentí otra vez como un niño”.

Richie11

Todavía queda mucho de ese niño en Sambora. Basta mencionar la palabra rock n roll para que sus ojos oscuros se enciendan como los de un infante en Navidad.

“Siempre he sido un fanático del rock n roll, especialmente de los grandes guitarristas del rock”, dice el músico. “Cuando era joven escuchaba esos grandes discos una y otra vez, sólo para devorarlos en cada pequeño aspecto. ¡Escuchaba a un tipo como Johnny Winter y quedaba perplejo! Luego ponía Hendrix y me asombraba. Me pregunto si la música de hoy en día tiene el mismo efecto, el mismo poder.  Espero que sea así. Me gustaría pensar que hay un chico de 10 años por ahí experimentando esa misma sensación al escuchar Stranger In This Town”.

Si bien no lo admite, Mr. Sambo sabe que tendrá que recorrer un largo camino con Stranger In This Town. Todo parece indicar que durante estos dos últimos años se han producido fisuras en la relación Jon (Bon Jovi) – Richie. En la actualidad, la pareja está en una etapa que bien podríamos definir de “alto riesgo”. Hablan pero sólo lo necesario. Aparentemente, la orientación comercial-empresarial de Jon hacia la música y la vida en general ha creado conflictos con las creencias de Richie regidas, más bien, por la  pureza y honestidad del rock n’ roll.

“Hey, cuando las cosas empezaron a ponerse un poco intensas -durante el último tour de Bon Jovi- me puse a pensar en lo que tendría que hacer para pagar la renta”, bromea Sambora. “Estoy comprometido con la realización de otro disco para Bon Jovi, los fans así lo desean. Pero es la banda de Jon y, realmente, no sé qué es lo que está pasando ahora mismo. Tengo mi forma de abordar la música y Jon tiene la suya. Definitivamente, no puedes decir que él esté equivocado, basta observar todo el suceso que ha generado la banda durante los últimos 6 años. Pero no me gustaría ver a la banda atrapada en el estudio, en medio de calendarios y deadlines, para sacar un álbum al mercado de forma apurada. En el pasado hemos trabajado de esa manera y no siempre nos ha dado buenos resultados”.

“Me encantaría que a Stranger In This Town le vaya genial”, agrega, “pero no porque necesite otro trabajo. Este nuevo disco me ha tomado 31 años de inspiración, mi vida entera. Algunas de las canciones poseen 12 años de antigüedad. ¡Las he trabajado, literalmente pulido, todo este tiempo! Necesariamente, no deseo ver el final de Bon Jovi. La banda ha significado mucho para mí durante bastante tiempo. Pero debo admitir que estoy más satisfecho con este disco que con cualquier otra cosa que haya hecho antes en mi vida”.

En el track Mr. Bluesman, Eric Clapton contribuye con el solo de guitarra.

 

Crítica: War of Kings – Europe

Europe-War-of-Kings-CDCACE-1024x1024

Escuchar hablar a Joey Tempest durante la campaña de promoción de War of Kings (2015) le devuelve a uno la esperanza en el rock n’ roll. Basta verlo sonreír mientras pregunta a los reporteros cuál ha sido la canción que más les ha gustado, o ser sincero y comentar su gran expectativa por volver a tocar sobre grandes escenarios al lado de sus ídolos, los Scorpions, durante la próxima gira de verano europeo.

La carrera de Europe podría ser dividida en tres etapas; la primera de ellas comprendida por su opera prima, Europe (1983), y Wings of Tomorrow (1984) donde dejaban en claro sus influencias de Heavy Metal Neoclásico; la segunda etapa marcó su ingreso a la FM mundial de la mano del fenómeno Glam Metal con discos como el multimillonario The Final Countdown (1986), Out Of This World (1988) y Prisoners in Paradise (1991); la tercera parte de su historia –la más larga y reciente- empezó con Start From The Dark (2004) y, desde entonces, se les ha visto voltear la página para abocarse por completo al heavy rock y el blues, combinando elementos clásicos con una producción de alta calidad.

War of Kings no es precisamente la continuación de Bag of Bones. Se trata más bien de una entidad musical diferente donde se rinde un abierto homenaje a los cantantes y bandas más ilustres del hard rock de mediados de los 70. La batalla arranca con la canción que da título al disco que, inmediatamente, te hace pensar en el eterno Dio, Black Sabbath y ese discazo que es Heaven and Hell. Pero el primer paseo sonoro te lo da Second Day con sus toques modernos de producción y el primero de varios coros épicos a lo largo del álbum. Punto aparte para el hacha John Norum quien nos demuestra que un solo de guitarra no está reñido con el buen gusto.

Hoy por hoy las raíces blueseras son la marca distintiva del sonido de la agrupación sueca. Por ello se eligió a Dave Cobb (colaborador habitual de la banda californiana Rival Sons) como cerebro desde la silla de producción. El disco está cargado de referencias a otras bandas; especialmente a Deep Purple (Nothing To Ya), Whitesnake (Angels with Broken Hearts) y Rainbow (Rainbow Bridge). Por el lado vocal, Tempest también rinde tributo a dos cantantes: Ronnie James Dio y David Coverdale.

Si lo tuyo son las raíces del rock duro de la época de oro, este disco será un buen bocado.

Paco