La Bóveda: Richie Sambora

La relación Jon Bon Jovi – Richie Sambora forma parte de la gran saga de historias de conflicto que surgen al interior de un combo de rock.  Mick Jagger-Keith Richards, Axl Rose-Slash, Dave Lee Roth-Eddie Van Halen  o Chris-Rich Robinson son algunos de los otros casos que ponen en evidencia la siempre tirante relación entre el frontman y el guitar hero.

En la actualidad, Sambora ya no forma parte de Bon Jovi –partió del grupo hace más de 2 años- y tal parece que se encuentra abocado en la producción de su enésimo lanzamiento como solista. Esta entrevista, extraída de las páginas de la fenecida revista norteamericana Hit Parader, recoge un momento muy particular en la vida de Richie hace 24 años. Por aquella época, el guitarrista promocionaba su primer álbum en solitario tras su primer alejamiento de la famosa banda de New Jersey. ¿Coincidencias con tiempos actuales? Juzguen por ustedes mismos.

Origen del artículo: HIT PARADER – Autor: Rickie Simms – Fecha de publicación: Enero 1992 – Traducción: Paco Chuquiure

Cuando Richie Sambora era pequeño jamás hubiera imaginado que alcanzaría la cima del mundo del rock antes de cumplir los 30 años. Pero a pesar de toda la fama y fortuna acumulada como miembro de Bon Jovi, este maestro de las seis cuerdas ha logrado, recientemente, cumplir su sueño de infancia con el lanzamiento de su ópera prima en plan solista, Stranger In This Town.

“Componer este disco ha significado hacer realidad mis sueños de infancia”, dice Sambora. “Estoy seguro que allá afuera hay muchos chicos que escuchan álbums –tal vez alguno de Bon Jovi- y que se imaginan la experiencia de tocar junto a esos músicos. Bueno, yo también tuve esos sueños. Solía escuchar la grandiosa guitarra de Clapton en Cream y soñaba tocar como él. Parecía una ilusión muy lejana en aquella época, pero ocurre que hace unos pocos años atrás ambos nos conocimos en el International Rock Awards y traté de mantenerme en contacto con él. Cuando decidí grabar Stranger In This Town le escribí una carta e, incluso, tuve el coraje de rogarle para que toque en el disco. Sinceramente, no pensé que aceptaría, pero lo hizo. ¡Y lo hizo gratis! Observar a Eric Clapton tocar un solo de guitarra desde la cabina de grabación ha sido una de las experiencias más increíbles de mi vida. Me sentí otra vez como un niño”.

Richie11

Todavía queda mucho de ese niño en Sambora. Basta mencionar la palabra rock n roll para que sus ojos oscuros se enciendan como los de un infante en Navidad.

“Siempre he sido un fanático del rock n roll, especialmente de los grandes guitarristas del rock”, dice el músico. “Cuando era joven escuchaba esos grandes discos una y otra vez, sólo para devorarlos en cada pequeño aspecto. ¡Escuchaba a un tipo como Johnny Winter y quedaba perplejo! Luego ponía Hendrix y me asombraba. Me pregunto si la música de hoy en día tiene el mismo efecto, el mismo poder.  Espero que sea así. Me gustaría pensar que hay un chico de 10 años por ahí experimentando esa misma sensación al escuchar Stranger In This Town”.

Si bien no lo admite, Mr. Sambo sabe que tendrá que recorrer un largo camino con Stranger In This Town. Todo parece indicar que durante estos dos últimos años se han producido fisuras en la relación Jon (Bon Jovi) – Richie. En la actualidad, la pareja está en una etapa que bien podríamos definir de “alto riesgo”. Hablan pero sólo lo necesario. Aparentemente, la orientación comercial-empresarial de Jon hacia la música y la vida en general ha creado conflictos con las creencias de Richie regidas, más bien, por la  pureza y honestidad del rock n’ roll.

“Hey, cuando las cosas empezaron a ponerse un poco intensas -durante el último tour de Bon Jovi- me puse a pensar en lo que tendría que hacer para pagar la renta”, bromea Sambora. “Estoy comprometido con la realización de otro disco para Bon Jovi, los fans así lo desean. Pero es la banda de Jon y, realmente, no sé qué es lo que está pasando ahora mismo. Tengo mi forma de abordar la música y Jon tiene la suya. Definitivamente, no puedes decir que él esté equivocado, basta observar todo el suceso que ha generado la banda durante los últimos 6 años. Pero no me gustaría ver a la banda atrapada en el estudio, en medio de calendarios y deadlines, para sacar un álbum al mercado de forma apurada. En el pasado hemos trabajado de esa manera y no siempre nos ha dado buenos resultados”.

“Me encantaría que a Stranger In This Town le vaya genial”, agrega, “pero no porque necesite otro trabajo. Este nuevo disco me ha tomado 31 años de inspiración, mi vida entera. Algunas de las canciones poseen 12 años de antigüedad. ¡Las he trabajado, literalmente pulido, todo este tiempo! Necesariamente, no deseo ver el final de Bon Jovi. La banda ha significado mucho para mí durante bastante tiempo. Pero debo admitir que estoy más satisfecho con este disco que con cualquier otra cosa que haya hecho antes en mi vida”.

En el track Mr. Bluesman, Eric Clapton contribuye con el solo de guitarra.

 

Vagabundos del Oeste I

¿Qué significa ser una banda de rock influyente?

¿Motivar la aparición de una avalancha de grupos que copian tu sonido y tu apariencia? ¿Motivar a cientos de adolescentes a formar bandas de rock poco antes de que ingresen a la Universidad a estudiar derecho o medicina? ¿Imprimir el logo de tu grupo en camisetas de manga corta? ¿Ilustrar la portada de la Rolling Stone gringa o de la New Musical Express británica?

Hubo una vez una banda de Hard Rock que vivió poco o casi nada de lo arriba mencionado y, sin embargo, pudo influir decisivamente en el legado musical de los grupos de rock, hard rock y heavy metal más importantes del mundo. Ésa banda en cuestión nació en Irlanda y se llamó Thin Lizzy (algo asi como “Lizzy, La Flaca”).

Es de mi personal interés escribir y rescatar los aspectos más relevantes sobre esta genial agrupación que, lamentablemente, es todavía desconocida por muchos; por tal motivo, realizaré una serie de posts seriados sobre la vida, obra y excesos del grupo liderado por el bajista y cantante Phil Lynott a lo largo de las semanas y los meses futuros.

En este primer post, les contaré 3 pequeñas historias que se encadenan con el legado e influencia que Thin Lizzy ha ejercido en el rock n roll mundial.

Letras Color Rosa

New York, 1988.- Las cámaras de la cadena MTV celebran la temporada de verano en el popular club The Ritz. Al interior, cientos de jóvenes enfundados en pantalones jean y casacas de cuero asisten embriagados a un nuevo concierto de rock. Cuando el show empieza Guns N Roses se encuentra exactamente a 1 hora de convertirse en la banda de rock n roll más popular de Los Estados Unidos. Durante la interpretación del tema Nightrain, Axl Rose aparece sobre el escenario luciendo un polo cuyo estampado, en letras color rosa, dice Thin Lizzy.

Los Chicos Volvieron Al Barrio

Moscú, 1989.- En las tiendas de música no es fácil encontrar discos de rock, apenas logras encontrar discos de vinilo de 45” de Elvis Presley. Rige el gobierno comunista y Mikhail Gorbachev es el primer ministro del país más poderoso del mundo. No obstante, el Estadio Olímpico Luzhniki ha sido elegido para acoger el primer (y último) Festival de Rock en la historia de La Unión Soviética. En el pináculo del Hard Rock, Bon Jovi, Motley Crue, Ozzy Osbourne, Scorpions, Cinderella y Skid Row tocan ante más de 100,000.00 jóvenes soviéticos en un evento transmitido en directo por la cadena MTV a toda Norteamérica.

Tras el éxito del festival, las bandas participantes graban un álbum compilatorio titulado “Stairway to Heaven, Highway to Hell”. En él, cada grupo graba una canción perteneciente a un músico fallecido por el abuso a las drogas. Bon Jovi, por entonces la banda más grande del mundo, selecciona un tema de Thin Lizzy: The Boys Are Back In Town.

Whiskey y Resaca

New York, 1998.- Agotados creativamente tras la edición de dos discos que resultaron tan exitosos en ventas como polarizantes entre sus fanáticos, James Hetfield y Lars Ulrich intentan recuperar las ganas de tocar rock agresivo y emprenden la grabación de un disco de covers que, de alguna manera, revisitaba su clásico bootleg de 1987, Garage Days Re-Revisited.

“Nunca fuimos tan instintivos y espontáneos al grabar en estudio” fueron las palabras del locuaz Lars Ulrich. Y tenía razón. Garage Inc. rindió tributo a músicos tan distantes entre sí como Nick Cave, Mercyful Fate, The Misfits y Bob Seger, e  incluyó sesiones fotográficas dignas de la mejor boy-band de la época (el grupo se arriesgó a posar con disfraces, teatralizando escenas y mostrando su faceta más humorística).

El segundo single del disco, Whiskey In The Jar, es un tema tradicional de folk irlandés que Thin Lizzy popularizó en los charts Británicos en 1972.

Efecto Guitar Hero

Cuando pienso en colaboraciones musicales el primer golpe sonoro que llega a mi cabeza es la guitarra de Eric Clapton adornando las melodías de While My Guitar Gently Weeps de The Beatles. No existe una fórmula perfecta para crear una gran canción, menos aun cuando se trata de un proceso colaborativo que involucra a dos o más genios musicales. Uno puede juntar a los mejores músicos en un estudio de grabación durante varias horas y aún así nada te asegura que puedan componer una buena canción.

Claro, siempre hay excepciones, y esta vez he querido reunir un puñado de temas alucinantes que nacieron de la colaboración entre un Guitar Hero y un cantante o banda que, según cada caso, buscaba impactar ya sea con su opera prima o con un álbum de retorno a la escena musical.

Michael Jackson y Eddie Van Halen – Beat It

El mejor ejemplo de cómo un virtuoso de las seis cuerdas se puede poner al servicio de una canción Pop para mejorarla y llevarla a la estratósfera. Eddie Van Halen no cobró ni un centavo por colocar su solo en Beat It. Su colaboración fue un favor ad-honoren hecho a su amigo Quincy Jones (productor del álbum Thriller) y su nombre ni siquiera aparece en los créditos del disco.

La anécdota: Van Halen grabó dos solos para la canción. El primero de ellos (el que más le gustaba a Eddie) estaba cargado de distorsión y agresividad, tras escucharlo Quincy Jones le pidió que hiciera una segunda toma, menos pesada y más melódica. Esta última es la que aparece en el disco más vendido de la historia de la música.

*Beat It permaneció en el número 1 del Billboard por 3 semanas consecutivas en Febrero de 1983.

David Bowie y Pete Townshend – Slow burn

Esta canción aparece en el disco Heathen (2003) y es, de lejos, el mejor track del álbum. Si bien el tema no posee un solo de guitarra tradicional, el trabajo de Townshend destaca por crear la estructura melódica principal sobre la que se asienta toda la atmósfera de la canción, un relato desesperado sobre la alienación, la soledad y los pensamientos negativos de un hombre.

El intro de guitarra marca el tono y te manda directo al paredón.

* Slow burn fue el primer single de Heathen. La canción recibió una nominación al Grammy en la categoría “Mejor Interpretación Vocal de Rock”

Jon Bon Jovi y Jeff Beck – Blaze of Glory

Para su primer disco en solitario, Mr. Bon Jovi reclutó a leyendas vivientes del rock: Elton John, Little Richard, Jeff Beck y Kenny Aronoff contribuyen melodías, riffs y ritmos alucinantes, en un álbum plagado de hits que sirvió como banda sonora de la película noventera Young Guns II. Los solos de Jeff Beck inundan todo el disco pero es en Blaze of Glory donde la química con Jon Bon Jovi alcanza su máxima expresión, haciendo que el tema trascienda mucho más que la película misma.

La Anécdota: Jon Bon Jovi había pensado en Eric Clapton como posible guitarrista para el álbum. Finalmente, se decidió por Beck, pero hasta el último momento tuvo temor de que el icónico y temperamental rockero rechazara la oferta.

* En 1990, Blaze of Glory fue nominada al Oscar y al Globo de Oro como mejor canción original para una película (Young Guns II), obteniendo el segundo galardón. También llegó al número 1 del Billboard.

Lauryn Hill y Carlos Santana – To Zion

El primer y único disco solista de la ex-cantante de The Fugees, The Miseducation of Lauryn Hill (1998), es para muchos el mejor disco la década de los 90 y uno de los mejores en la historia de la música Soul. Santana colabora en el track número 4 (To Zion) y, contra todo pronóstico, no se repite así mismo con sus clásicos licks e improvisa un sonido de guitarra que tiene tanto de flamenco como de blues.

* The Miseducation of Lauryn Hill ha vendido a la fecha más de 10 millones de copias.

Black Sabbath y Brian May – When Death Calls

Tony Martin es, sin duda alguna, el cantante menos popular en la historia de Black Sabbath. Algo realmente injusto si se toma en cuenta que sólo Ozzy Osbourne lo supera en cantidad de años como cantante de la agrupación. Lo cierto es que su paso por Sabbath coincidió con la producción de discos disparejos, en un período en el que el único miembro original de la banda era Tony Iommi.

Headless Cross (1989) es algo asi como el mejor disco de Sabbath fuera de las eras de Ozzy o de Dio, y acá esta When Death Calls, un pavoneo de virtuosismo en el que tanto Iommi como el invitado, Brian May, nos confirman que hasta el día de hoy no han aparecido genios de su calibre.