La Última Vez: Kurt Cobain

COBAIN GRANDE

Photographs ©Jesse Frohman

La peor pesadilla de un fotógrafo es el cambio de planes a último minuto. Abandonado por la última colilla de cigarrillo y atarantado del aburrimiento, el fotógrafo suma los minutos de su larga espera sobre su reloj digital: “Ya van tres horas” piensa. Para cuando el cantante de la banda se digna en aparecer, Jesse Frohman, fotógrafo del diario Sunday Observer, sabe que nada de lo que había planeado el día anterior se hará realidad. Nada. Le habían prometido una sesión en exteriores de 5 horas con la agrupación más mediática del momento, Nirvana, pero hacia las tres y media de la tarde el manager del grupo le ha informado que ya no queda tiempo y que deberá hacer los retratos en el sótano del hotel neoyorkino “Omni”, centro de operaciones temporal de los reyes del mal llamado Grunge rock.

“¿Tienes un balde a la mano?” pregunta un desorientado Kurt. El artista visual asiente y le pregunta para qué lo quiere. “Es que creo que voy a vomitar” le dice el cantante.

Esta semana se cumple el vigésimo aniversario del suicidio de Kurt Cobain (Seattle, 5 de abril – 1994). Artista explosivo, contradictorio y multifacético, uno de los aspectos más documentados de su vida fue su relación amor-odio con los medios de comunicación. Hombre de portada en casi todas las revistas musicales especializadas de la época, la imagen que solía proyectar ante la cámara era la de un tipo con acentuado desdén, una suerte de desconfianza y apatía hacia el mundo que lo miraba a través del obturador de la máquina fotográfica. Siempre trataba de sacarle la vuelta a lo que se supone debe ser la imagen de una estrella en ascenso sideral; si debía salir guapo pues saldría feo, si debía parecer inteligente saldría tonto o, según la ocasión, sarcástico, ácido o brutal.

El presente registro fotográfico corresponde a la última sesión formal que el compositor concedió a los medios (la sesión con el francés Youri Lenquette fue una colaboración entre amigos y no considero que sea representativa de la relación de Cobain con el mainstream).  Las imágenes de Jesse Frohman, realizadas en el mes de noviembre de 1993, son un documento sobre parte de la personalidad del cerebro de Nirvana, quien por entonces atravesaba la etapa más dura de su adicción a la heroína.

Paco

KURT COBAIN 2

KURT COBAIN 6

KURT COBAIN 4

Kurt Cobain AA

KURT COBAIN 3

KURT LAST

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s