Crítica / Dead Sara–Dead Sara (2011)

dead-sara-album cover

Los Ángeles ha sido cuna de muchas de las mejores bandas de rock que ha parido la Tierra. Desde The Beach Boys hasta Rage Against The Machine, pasando por The Doors o Red Hot Chili Peppers, la ciudad de la cultura made in Hollywood, la comida chatarra “Denny’s” y las playas doradas de Malibú posee un gen especial que provoca la aparición de músicos notables, figuras atrayentes, excitantes y autodestructivas. La última en esta larga lista parece ser Dead Sara, combo de rock duro integrado por Emily Armstrong (voz y guitarra rítmica), Siouxsie Medley (guitarra y coros), Chris Null (bajo) y Sean Friday (batería). Su debut homónimo (Dead Sara – 2011) es una mezcla de múltiples influencias que se pasean por la sensibilidad blues hasta la agresión hardcore.

El disco arranca con “Whispers & Ashes” pero se trata de un falso comienzo. El track n1 es la versión más mainstream del sonido de la banda Angelina; un tema construído pensando en la promoción radial y las ventas de singles por ITunes. El verdadero inicio del álbum, no obstante, se vislumbra recién en “Weatherman”. Acá la voz de Armstrong nos muestra por primera vez las posibilidades de su rango, jugando con las notas y gritando, porque hasta para gritar hay que saber hacerlo, y es que la banda logra de esta manera su primer gran acierto: La potencia interpretativa.

“Dear Love” marca un alto al frenesí; dulce y cálida en la intro, un arpeggio clásico adorna la atmósfera general antes de desencadenar en un coro épico que logra emocionar y ser creíble. “Timed Blues” recuerda por momentos a “In My Time Of Dying” de Led Zeppelin y no se trata de una simple coincidencia. El dúo Armstrong-Medley se cultivó musicalmente escuchando los zarpazos rockeros de la década del setenta y las exquisitas melodías vocales de los 60.

tumblr_m7fa3wsz0x1qbxhluo1_1280

Dead Sara: (de izqda. a dcha; Sean Friday, Siouxsie Medley, Emily Armstrong y Chris Null)

Monumental Holiday” escupe palabras y distorsión despuntándose como el tema más heavy del disco, pero es recién con “Test On My Patience” que la banda logra su mejor composición. Volátil, agresiva, melódica, tiene todo lo que necesita una gran canción: un riff adictivo, un buen puente y un coro con hook (gancho) definido. “Was too close to something, that was already bought, Too far from perfect, to spend my life trying” grita Armstrong volviendo a marcar la pauta y es que, desde Axl Rose, no recuerdo haber escuchado cantar a alguien con tanta fiereza y sensibilidad.

Ya lo ha dicho Jimmy Page: “Dentro del marco de una banda todo evoluciona, la forma de tocar, la composición, todo”. De eso se trata el presente de Dead Sara. De madurar. Su mejor aliado es el tiempo. Por ahora, es uno de los secretos mejor guardados de la escena rockera norteamericana. Verémos que pasa en el futuro.

Advertisements

2 thoughts on “Crítica / Dead Sara–Dead Sara (2011)

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s